Progreso de lectura:

¿Por qué contratar un videógrafo de bodas? 

Por qué contratar un Video de bodas

El Día Perfecto

Creamos contenido útil y de calidad, para que vuestro día elegido para una boda, una reunión, un evento corporativo, o simplemente ese día especial... sea EL DÍA PERFECTO.

Toma nota de la experiencia de las parejas que no contrataron a un videógrafo.

Has contratado a la mayoría de los proveedores de tu lista de boda, pero quizás hay uno que te estás cuestionando: ¿Por qué contratar un video de bodas? Algunas parejas dudan… en particular asumiendo que es un gasto innecesario, pero vale la pena. La mayoría de parejas que conocemos y que no contrataron un recuerdo en video,  dicen que es uno de sus mayores arrepentimientos.

Mientras que los fotógrafos de bodas profesionales son expertos en capturar momentos del gran día, hay algunas cosas que se les pueden pasar por alto. Tener un video de boda profesional en el momento asegura que obtendrás todos los detalles de tu día envueltos en un dulce video que puedes atesorar durante años, ver con tu familia y en un futuro, con tus hijos, que seguro adorarán los videos profesionales y bien hechos

Si aún no te convence la idea, aquí tienes cinco razones por las que deberías contratar a un videógrafo de bodas.

1. Los videos de bodas no son lo que piensas

Deshazte de la idea de que un videógrafo de bodas significa luces-cámara y acción, enfocando tu cara toda la noche. Los videógrafos de hoy en día adoptan un estilo de filmación más documental, lo que significa que puede que ni siquiera te des cuenta hasta que te entreguen un impresionante vídeo de tu Día Perfecto. Además, el video también puede ser grabado en una amplia variedad de estilos.

2. El video captura sonidos que las fotos no pueden 

¿Una razón importante para contratar a un video de boda? El video captura momentos audibles, como las palabras de sabiduría de tu madre antes de la ceremonia, la reacción de tu padre al verte con tu traje o la risa de tu abuela mientras baila con tu abuelo. Estos son los recuerdos que atesorarás mucho tiempo después del día de tu boda, y un vídeo los conservará para siempre. Y ya sea que redactes el tuyo propio o te vuelvas tradicional, no hay mejor manera de documentar tu intercambio de votos. El video también puede capturar momentos importantes de la recepción, como brindis, canciones o el primer baile, para que los compartas con tu familia en el futuro.

3. El video captura los momentos intermedios

Sí, tu fotógrafo obtendrá tanto tomas en pose como fotos espontáneas, pero para todo lo demás, necesitas un videógrafo. Y como no hay posado, no tendrás que preocuparte por parecer rígido o torpe en la película. Todo lo que tienes que hacer es disfrutar de la fiesta.

4. Los videos de bodas no son sagas de una hora de duración

Olvida la idea de un video de boda que se reproduce como un aburrido montaje de diapositivas. En vez de eso, el videógrafo simplemente capturará los mejores momentos y los agrupará en un atractivo trailer de tres a cinco minutos. Además, las ediciones en el mismo día son una de las tendencias más populares en la videografía de bodas, lo que significa que el camarógrafo capturará los mejores momentos del proceso de preparación (e incluso incluirá imágenes de la ceremonia) para reproducirlos en la recepción. Bastante guay, ¿verdad? A tus invitados les encantará el aspecto entre bastidores mientras tú y tu pareja se preparan para su gran momento. Preguntanos por las sorpesas de boda que tenemos preparadas para hacer esto!

5. Los Videos de Boda te permite experimentar con estilos

Si te preocupa mucho que las fotos de tu boda parezcan atemporales (al fin y al cabo, se van a mostrar en tu casa durante años), tu vídeo puede estar un poco más a la moda y seguir pareciendo clásico. Trabaja con un videógrafo de bodas profesional para encontrar el estilo creativo que mejor se adapte a ti.

 

Esperamos que todos nuestros consejos de Bodas y consejos de Eventos os ayuden a crear vuestro Día Perfecto. Confía en nosotros y contacta para contratar nuestros servicios.

Sigue Leyendo