Progreso de lectura:

Los 10 mitos sobre la música de bodas

10 mitos sobre la Música de Bodas

El Día Perfecto

Creamos contenido útil y de calidad, para que vuestro día elegido para una boda, una reunión, un evento corporativo, o simplemente ese día especial... sea EL DÍA PERFECTO.

Aprende los detalles de la contratación de tus profesionales de la música y la verdad sobre los mayores errores de la música de bodas.

Olvida todos los mitos que has oído sobre la contratación de DJ de boda, estamos aquí para desacreditarlos de una vez por todas. Sí, puedes contratar tanto una banda como un DJ si quieres. No, no tendrás un control total sobre cada canción que se toque (pero puedes comunicar tus preferencias con antelación y claridad). Aquí están los 10 principales conceptos erróneos sobre la música de bodas y por qué no podrían estar más lejos de la verdad.

Los 10 mitos sobre la música de bodas

 

1. Los DJs siempre hablan demasiado.

Probablemente has oído hablar (o has estado en) bodas en las que un DJ, en un intento equivocado de ser el presentador, habló más de lo esperado, con resultados dignos de ser reprochados. Un experimentado DJ de bodas, sin embargo, sólo hablará cuando sea apropiado. «Cada vez que un DJ habla, debe tener algo importante que decir, y que haya sido planeado con la pareja de antemano». Para garantizar que tu DJ no abuse de su libertad con el micrófono, específica sobre cuándo quieres que hable y cuándo no». Si estás nervioso porque serán unos charlatanes, considera enviar un ejemplo de lo que encuentras inapropiado. «Puedes encontrar un montón de videos malos de DJ en YouTube». Pero ten cuidado para no ofender.

2. Las bandas descansan demasiado.

Una preocupación común al contratar una banda o un grupo para bodas es que cada set de 40 a 45 minutos que tocan será seguido por un descanso de 15 a 20 minutos lleno de música de un CD de recopilación y que los invitados aburridos desocupen la pista de baile. Pero puedes gestionar esto con tu banda o grupo contratado, para que no interrumpan demasiado la fiesta. Pide al Dj de tu Boda que escalone su actuación para que haya música en vivo durante toda la noche (puede costar una tarifa extra). Los invitados estarán entretenidos y la pista de baile estará llena.

3. Los DJs tocarán canciones cursis.

¿Te preocupa que tu DJ de boda tenga la mente puesta en canciones lentas mientras tú quieres una fiesta animada? No tiene por qué ser así, tu DJ quiere tocar lo que tú quieres oír, pero tienes que comunicarle tus gustos con claridad. No confíes en términos como «música dance», «rock» y «canciones lentas» son vagos y pueden ser fácilmente malinterpretados. Asegúrate de estar en la misma línea de estilo musical y darle una lista de Música y una lista de no reproducción. «Los novios deberían poder personalizar la lista de reproducción». «La gente hoy en día ha crecido con la elección y la personalización y los buenos DJs lo entienden.»

4. Tienes control total sobre todo.

Una advertencia para esta última idea: Puedes y debes darle a tu DJ una lista de canciones obligatorias, pero no debes intentar microgestionar la música en todo momento. Hasta cierto punto, estas listas deben ser guías para tu Dj, no reglas rígidas. Tu DJ debe conocer el género que te interesa, pero déjale elegir la mejor manera de mezclar la música, después de todo, su trabajo es mantener a la gente en la pista de baile para que flipen!. «Cuando contratas a alguien para que prepare la tarta, puedes decirle qué sabores usar, pero no intentas decirle cuánta harina o qué tipo de azúcar debe poner». «Es lo mismo con los DJs (y las bandas): tienes que confiar en que saben qué hacer».

5. Una banda no puede ofrecer suficiente variedad.

Te sorprendería la profundidad musical que una banda de boda de alta calidad puede ofrecer. Un indicio de que una banda tiene versatilidad es que, si tienen más de un cantante, si tienen vocalistas masculinos y femeninos, por ejemplo, es probable que estén abiertos a una mayor variedad de canciones. Aunque una banda se especialice en un estilo, son músicos profesionales y deberían poder alejarse al menos un poco de su nicho. Si algunas de las canciones que te gustan no están en el repertorio de la banda, simplemente pídeles que se aprendan las canciones antes de tu boda; la mayoría de los grupos aprenderán entre tres y cinco canciones si les avisas con suficiente antelación.

6. Un DJ te ahorrará dinero.

Aunque un DJ a menudo puede costar menos que una banda, no deberías ser considerar el precio como tu única forma de elegir. «Si estás dispuesto a pagar por un DJ de primera categoría, puedes conseguir mucho más que alguien que toque canciones». «Un gran DJ hablará con tu fotógrafo y le dirá cuáles son las próximas canciones. Los fotógrafos capturan los mejores momentos, pero el trabajo del DJ es crear la oportunidad para que ocurran». Aquí el viejo refrán «obtienes lo que pagas» es ciertamente un consejo a tener en cuenta – los grandes DJs son realmente geniales, pero definitivamente puede ir en sentido contrario a tus expectativas.

7. Contratar una banda de bar es una buena idea.

A menos que también tengan mucha experiencia en bodas, usar una banda o un DJ orientado principalmente a clubes nocturnos, discotecas etc… es arriesgado, ya que no serán expertos en complacer a un público diverso. «Es mucho más inteligente encontrar a alguien que tenga experiencia en el entretenimiento de bodas». «Si en tu boda habrá en general tus compañeros de universidad, entonces quizás tu banda favorita de esa discoteca habitual vuestra, será genial.» Sin embargo, si invitas a tus compañeros de trabajo, abuelos y niños, el entretenimiento debería ofrecer algo para todos.

8. Tienes que contratar a un DJ o a una banda, no puedes tener ambos.

Si está dentro de tu presupuesto, puedes tener lo mejor de ambas formas de entretenimiento. Contrata a un DJ para que pinche mientras la banda está en el descanso, o divide la noche en dos partes. Otra opción es contratar a una banda para la recepción y un DJ para la fiesta posterior. Algunas empresas crean paquetes en los que, por ejemplo, los grupos tocarán para la ceremonia y durante la hora del cóctel, y luego complementan al DJ durante el baile.

 

9. No se pueden pedir peticiones a los Dj de Boda

Recuerda, que es tu boda y tus reglas. Cierto es que un Dj en un Club nocturno o discoteca, no suelen atender peticiones, básicamente porque deben seguir unas reglas prestablecidas de estilos que el gerente de estos locales les ha pedido. Pero igualmente, tú ahora eres el “gerente” y ¡por supuesto que les puedes pedir que atiendan a peticiones de tus invitados! Es más, muchas veces un buen invitado, conoce de cerca al resto de personas que están disfrutando en la pista de baile y es posible que acierte en las necesidades de un momento especifico. De todas formas, también es un buen consejo decirle a tu Dj que no atienda a invitados concretos…

 

10. Las canciones lentas deben ser lo primero, seguidas de las más rápidas después de cortar la tarta.

Algunas parejas piden que sus Dj durante la boda toquen rock de los 50 desde el principio para complacer a sus invitados de mayor edad, y luego cambian a ritmos más animados para que el público más joven pueda dominar la pista de baile hasta la última hora, antes de que salga el último autobús. Pero puede ser más divertido para ti y tus invitados si haces que tu banda o tu DJ lo mezclen durante la noche. Alternar entre velocidades, estilos y épocas de música mantendrá a los invitados de la boda de todas las edades más comprometidos y les animará a ampliar la gama de música a la que se presentarán, con resultados verdaderamente memorables. De todas formas esto es algo que podéis pactar con antelación con vuestra banda o Dj

 

Esperamos que todos nuestros consejos de Bodas y consejos de Eventos os ayuden a crear vuestro Día Perfecto. Confía en nosotros y contacta para contratar nuestros servicios.

 

Sigue Leyendo