Progreso de lectura:

¿Banda o un DJ para la música de tu boda? 5 Consejos

Elegir dj de boda o grupo

El Día Perfecto

Creamos contenido útil y de calidad, para que vuestro día elegido para una boda, una reunión, un evento corporativo, o simplemente ese día especial... sea EL DÍA PERFECTO.

¿No puedes decidir quién debe tocar la música de tu boda? Aquí está todo lo que necesitas saber para encontrar el músico adecuado para tu Día Perfecto.

No hay ninguna duda: La música puede hacer o deshacer la celebración de una boda… Contratar una banda o un DJ con talento (¡o ambos!) es un hecho. Pero, ¿cómo encuentras exactamente lo que quieres? Empieza por hacerte algunas preguntas básicas, específicamente, qué tipo de entretenimiento se adapta mejor a tus gustos personales, presupuesto, espacio disponible, datos demográficos de los invitados. Aquí, enumeramos cinco cosas que debes saber antes de elegir la música.

1.   Tienes que considerar algunas cosas para tu Boda perfecta.

Ambiente: El tipo de música de boda que elijas puede establecer el tono y ambiente de tu boda. Y es lo que la gente más a menudo recuerda. Piensa en qué género musical refleja mejor tu personalidad y la de vuestros invitados e inspira el ambiente que quieres crear: ¿una discoteca de los 70 o un romántico cuarteto de cuerda? ¿Una sensación de banda grande, un concierto de rock o uin festival de música house? La forma en que la música es entregada por la banda en vivo o el DJ también afecta la atmósfera. El tipo de música que quieres también puede dictar tu decisión, por ejemplo, los sonidos de las grandes bandas suelen ser mejores en directo.

Variedad: Independientemente de que elijas una banda o un DJ, asegúrate de que toquen canciones lentas y rápidas, así como viejas y nuevas melodías para animar a todos los invitados a salir a la pista de baile. Recuerda que tus invitados serán, personas que como tú buscan divertirse contigo y estos pueden tener diversas edades y gustos, que posiblemente difieran de los tuyos.

Presupuesto: En la guerra de precios, los DJs generalmente cuestan menos, y los precios varían dependiendo de los  equipos y si es un día entre semana o fin de semana. Una banda de 4 músicos, por ejemplo, generalmente será más cara que un DJ, ya que hay más gente a la que pagar. (Siempre hay excepciones; los DJs conocidos pueden ser tan caros como las bandas en vivo). Los precios de las bandas varían según el número de músicos, la cantidad de tiempo que quieres que toquen, el día de la semana y la época del año.

El espacio: ¿Tienes el corazón puesto en una banda de ocho miembros? Primero tienes que comprobar si el lugar de recepción tiene alguna restricción en el número de músicos y piezas de equipo que pueden traer, y si hay algún suministro de energía eléctrica o limitaciones de ruido. Por ejemplo, un monumento registrado puede no permitirte usar altavoces grandes. Haz estas preguntas antes de empezar a explorar.

2.   Una banda para bodas, tiene sus pros y sus contras.

No hay nada como un banda de música de bodas en vivo para entusiasmar a la multitud y crear una sensación de sofisticación. Un buen director de orquesta hará de maestro de ceremonias en su recepción, interactuando con la gente en la pista de baile, prestando atención a la «sensación» de la sala y seleccionando la música en consecuencia.

Pros: La música en vivo es, bueno, en directo. Tú y tus invitados experimentaréis el placer de una actuación en directo. Cualquier cosa puede pasar para elevar el nivel de emoción, desde un paréntesis de sección de trompeta hasta un solo conmovedor.

Contras: Las bandas pueden ser más caras que los DJs. Además, no importa lo grande que sea la banda, no pueden tener el repertorio de un DJ estándar, que puede tener una gran variedad de música a mano. Y si quieres escuchar una canción de la forma exacta en que la interpretó el artista original, puede que no consigas lo que quieres.

3.   Lo mismo hace un DJ

Los DJs de hoy en día son artistas por derecho propio, ofreciendo mezclas equilibradas y eclécticas de estilos musicales para todas las edades. Las canciones tocadas sonarán exactamente como tú quieres, fomentando el canto y la improvisación. Y, dependiendo de la cantidad de equipo que traiga un DJ, podrían ocupar menos espacio en la pista de baile y pueden ser reubicados con relativa facilidad.

Pros: Si hay una docena de canciones que te mueres por escuchar en tu boda, probablemente no será un problema para tu DJ encontrar cada pista. Además, los DJs son generalmente más baratos que las bandas. Un DJ con una carismática presencia en el escenario y excelentes habilidades como maestro de ceremonias puede realmente crear el ambiente y mantener la fiesta.

Contras: En el extremo opuesto, un DJ con una personalidad menos estelar puede ser un aguafiestas. Además, la improvisación es difícil si, digamos, tu padre se arrastra detrás del tempo (y década) en el infaltable baile padre-hija o tus sobrinos y sobrinas deciden pedir el «Baile del Pollo” (canción inventada por nosotros, pero que seguro imaginas a qué nos referimos).

4.   Deberías verlos en vivo en algún momento.

Lo ideal sería ver a un DJ o a una banda en acción antes de comprometerse para poder evaluar de primera mano la forma en que se visten, improvisan y trabajan con la multitud. (Pide ver una actuación grabada o asistir a un ensayo general, pero nunca te cueles en la recepción de otra pareja). Si eso no es posible, pide una lista de reproducción y busca canciones que conozcas y te gusten. Si una banda te envía sus canciones o un enlace a un vídeo, asegúrate de que los músicos que escuches o veas sean los mismos que tocarán en tu recepción. Además, pide referencias de las últimas bodas en las que tocó la banda o el DJ. Considera tu primera canción de baile como una prueba. Si la banda no la conoce y no está dispuesta a aprenderla, o si el DJ no está dispuesto a conseguirla, busca otros presupuestos (proveedores).

5.   Diles lo que te gusta y lo que no te gusta antes de firmar.

Sepa que todos los profesionales deben estar abiertos a sus gustos y desagrados. Dales tu lista de peticiones personales, las canciones que deben tocar y, quizás más importante, una lista de «no tocar». ¿Te preocupa que escuches la «Macarena» en tu Día Perfecto y único en la vida? Prohíbe específicamente la reproducción de una canción que te parezca importante en tu contrato.

A su vez, intenta ponerte en el papel de invitada en vez de anfitrión/a… ¿qué crees que sería lo ideal para la mayoría de invitados que acudirán junto a ti a la pista de baile?

 

Esperamos que todos nuestros consejos de Bodas y consejos de Eventos os ayuden a crear vuestro Día Perfecto. Confía en nosotros y contacta para contratar nuestros servicios.

 

Sigue Leyendo